CalMillàs
 

Desde1684

Masía típica catalana del siglo XVII rodeada de campos de cultivo de cereales y bosque.

Durante los más de tres siglos de hisotria las paredes de piedra de esta robusta pero cálida casa guardan las historias de viajeros de todas partes, que buscaban cobijo en Cal Millàs después de un largo camino. En la Masía podían encontrar un plato caliente y un espacio en el que descansar para retomar su viaje. 

Del mismo modo que la casa se encuentra en un cruce de caminos, Cal Millàs servía de punto de encuentro y reunión entre gentes diversas y distintos lugares que intercambiaban pareceres en el comedor central junto al fuego en hinvierno o en la Galería en verano. 

La función que desarrolaba antiguamente la Masía permanece viva ofreciendo un lugar de encuentro a familias y amigos en la que reunirse y disfutar de aquellos momentos mágicos que te dan un respiro para seguir adelante.

 

Nos encantaría contar con vuestra experiencia para escribir una página más en el libro de historias que alberga Cal Millàs.